la odontopediatría

LA ATENCIÓN ODONTOLÓGICA EN LA NIÑEZ. Una inversión a futuro Smile-Dent

La Odontopediatría es la parte de la odontología que se ocupa de los pacientes más pequeños y por ello es un área de especial atención, no sólo por los profesionales, sino también por el núcleo familiar.

La caries es una enfermedad producida por bacterias que afecta al diente, en un principio es asintomática, pero puede con el tiempo, causar mucho dolor e infección en otras partes del cuerpo. 

El niño está en pleno desarrollo de su organismo, pero también de su personalidad, de sus emociones y de su mente y por ello es muy importante tener en cuenta algunos factores como:

- A la vez que nos encontramos con dientes primarios o de leche, es una etapa donde el niño está desarrollando sus defensas por lo que es factible que se instaure la caries.
- Es la etapa donde se adquieren los hábitos que permanecerán durante toda la vida, y la higiene y controles dentales son puntos a tener en cuenta.
- El niño está adquiriendo experiencias y es de vital importancia que asocie la odontología con bienestar y salud y no con el dolor.

Para llegar a buen puerto con la salud de nuestros hijos debemos empezar desde pequeños, siguiendo algunas estrategias: 

- Dieta: la alimentación de los niños debe estar supervisada por su pediatra, pero en lo que concierne a la salud bucal tenemos que hacer hincapié en aquellos alimentos ricos en calcio y fibras como los lácteos y cereales. Debemos saber que "NO PODEMOS PROHIBIR LOS DULCES EN LOS NIÑOS", porque sería privarlos de disfrutar. Lo que si debemos procurar que estos alimentos como caramelos, dulces y chuches y aquellos que tengan altos contenidos de azúcar, sean consumidos en un momento especial del día llamado "momento de azúcar", y no fraccionarlos a lo largo del día. Luego, SIEMPRE SEGUIRÁ EL CEPILLADO DE LOS DIENTES.

- Fluorización: el agua de consumo tiene un contenido variable de flúor y a veces y según los casos el odontólogo indicará suplementos de este mineral que endurece las estructuras dentarias ante la caries y actúa en contra de los microorganismos que la producen. Se podrá aplicar en las visitas periódicas a la consulta o en casa en forma de geles, pastillas o pastas dentífricas.

- Técnicas de higiene: a medida que el niño desarrolla sus movimientos y su entendimiento, el profesional irá enseñando las diferentes técnicas e implementos de acuerdo a la edad del pequeño. LOS CEPILLOS NO SON TODOS IGUALES, NI TODAS LAS TÉCNICAS DE HIGIENE APLICABLES A TODOS LOS NIÑOS. Por ello, estas prácticas deben ser supervisadas por el odontólogo y aprendidas también por los padres, ya que serán ellos los que vigilarán de su correcta implementación en el hogar. Siempre se debe recordar que "CEPILLARSE MUCHO, NO ES CEPILLARSE BIEN". El hábito de cepillado debe instaurarse desde la erupción del primer diente.

- Visitas Periódicas: se hace necesario un control sistemático por parte del dentista. En estas visitas que serán cortas y ágiles para no cansar al niño, se controlarán las técnicas de higiene, el recambio de las piezas temporarias, la alineación de las definitivas, se combatirán hábitos nocivos como la respiración bucal, la succión digital y la deglución atípica y en el caso de haberse detectado lesiones de caries, implementar un tratamiento preventivo.

- Técnicas atraumáticas: como sellado de dientes definitivos evitando futuras caries.

Cuando estas estrategias son aplicadas correctamente surge la ecuación:

Alimentación  Adecuada + Cepillado corecto +  Controles Periódicos =   SALUD 

Así lograremos que las visitas al odontólogo solo sean de control y prevención, evitando tratamientos relacionados a la anestesia, al ruido de la turbina y al dolor. Siempre "ES MEJOR PREVENIR QUE CURAR".

colocatuweb c